Inicio Mundo Jerusalén es uno de los lugares «prioritarios» para reunir a Zelensky y...

Jerusalén es uno de los lugares «prioritarios» para reunir a Zelensky y a Putin.

182
0

AGENCIALAVOZ.- La actitud y el apoyo que ha brindado Israel para que Rusia y Ucrania puedan lograr un acuerdo y un diálogo de paz han dejado impresionados a ambas delegaciones.

El nivel de conciencia y preocupación que ha mostrado el primer ministro de Israel, Naftali Bennett, dejó impresionados a las autoridades en Kiev, quienes consideran a Jerusalén como el lugar más importante para celebrar un posible diálogo.

Asimismo, el jefe del gabinete presidencial de Ucrania, Andréi Yermak, llegó a la misma conclusión, de que Jerusalén es uno de los lugares «prioritarios» para una próxima reunión entre su país y Rusia dentro del marco de las reuniones de paz.

“También consideramos que Jerusalén es uno de los lugares prioritarios para la futura reunión del presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, con el presidente de Rusia, Vladimir Putin”, dijo Yermak durante una conversación con medios de comunicación de Israel.

Además, resaltó la mediación constante de Bennett entre las dos naciones, quien recientemente habló con Zelensky para asegurarle que su país podría ser garante de la seguridad ucraniana, según reportó Times of Israel.

Yermak le dijo a los periodistas israelíes por Zoom que “están impresionados por lo profundamente conscientes de la situación que son los funcionarios israelíes y el primer ministro Bennett, en particular».

Añadió que su país espera que Ucrania puedan ser garante de un nuevo e histórico acuerdo de seguridad para su país.

“Esto sería histórico y justo, porque tenemos lazos muy estrechos con Israel”, expresó.

Hace solo unos días Zelensky le pidió a Israel dejar su posición neutral y apoyar formalmente a Ucrania contra Rusia para que evitar «un genocidio» de las fuerzas rusas que atacan a su país, comparándolo con el Holocausto, lo que causó indignación en el país.

De la misma manera, Bennett viajó hasta Moscú para reunirse de imprevisto con el presidente Putin y discutir el uso de las fuerzas rusas dentro de Ucrania; una visita sorpresa que fue muy comentada por los israelíes debido a que se realizó un sábado quebrantando las leyes judías.