Inicio Noticias California celebra su primer Marcha por la Vida para defender a los...

California celebra su primer Marcha por la Vida para defender a los no nacidos.

99
0

EE.UU California.- (AGENCIALAVOZ) El 25 de agosto se realizó frente al capitolio de California (Estados Unidos), la primera Marcha por la Vida en el estado para exigir que se defienda la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

La organización nacional March for Life y California Family Council, un grupo político provida que es el afiliado estatal de Focus on the Family, fueron los organizadores del evento. La actividad inició a las 11:00 a.m. en los escalones del capitolio, ubicado en la ciudad de Sacramento; y fue seguido de una marcha al mediodía.

Image

En el encuentro participaron la presidenta del Fondo de Educación y Defensa de la Marcha por la Vida, Jeanne Mancini; el presidente del California Family Council, Jonathan Keller; el asambleísta James Gallagher; los senadores provida Brian Jones y Shannon Grove; la directora ejecutiva del California Alliance of Pregnancy Care, Allison Martinez; el líder de Destiny Christian Church, Greg Fairrington.

También asistieron líderes jóvenes como la coordinadora regional de Students for Life Northern California, ​​Lea Kalinowski; los directores ejecutivos de Pro-Life San Francisco, Kristin Turner; de Right to Life Central California, John Gerardi; y de Right to Life Kern County, Marylee Shrider.

El evento fue conducido por Keller, quien declaró que “a pesar de la reputación progresista de California, cuando se trata de tratar cada vida humana con dignidad y respeto, nuestro Golden State tiene un historial empañado”.

Frente a ello, recordó que la marcha busca “celebrar el regalo de la vida de Dios, desde la concepción hasta su final natural. Volvamos a comprometernos con la libertad y la justicia para todos, nacidos y no nacidos”.

Al inicio del evento, Greg Farrington, pastor de la Iglesia Cristiana Destiny, dirigió la oración de apertura; y Rachel Storment, de la misma organización religiosa, cantó el himno nacional.

Farrington dijo que “la peor pandemia en América es el aborto” y lamentó los seis millones de bebés que fallecieron dentro del vientre materno a causa del aborto en el país. Además, afirmó que la comunidad tiene la responsabilidad “de no hacer más silencio” sobre esta tragedia; y rezó a Dios para que los senadores empiecen a seguir a la ciencia y dejen de “legislar la muerte”.

El asambleísta republicano Gallagher agradeció a las cada vez más personas que son una “voz por la vida” y aseguró que “estamos cambiando corazones y mentes en esta nación”. El senador recordó que cuando se habla de los no nacidos, se habla de vidas que tienen derechos que proceden de Dios y son reconocidos por la Constitución; y por tanto “deben ser reconocidas por este gobierno”.

Por su parte, el senador Brian Jones leyó un fragmento de la Constitución de California y recordó que esta promueve “la defensa de la vida”; sin embargo, dijo que con la promoción del aborto, la Constitución “ha sido destruida, abusada, pero no más”.

La senadora republicana Shannon Grove, la primera mujer elegida como legisladora en California, criticó que los abortos sean financiados por el Estado con los fondos públicos, sin el consentimiento de muchos contribuyentes.

Al respecto, dijo que la Marcha por la Vida de California es el movimiento más grande en el estado “que he visto en los 10 años que estoy aquí y eso es una evidencia” del rechazo a legislaciones en contra de la vida. Finalmente, aseguró que junto a otros representantes políticos “estamos luchando de pie por la vida de los no nacidos”.

También asistió Allison Martinez, quien dijo que ante la ausencia del gobierno en la protección de la vida desde la concepción, el centro California Alliance of Pregnancy Care brinda servicios de salud gratuitos cada año a más de 90 mil mujeres en California.

Señaló que la organización ayuda a muchas mujeres que se arrepienten de abortar y buscan revertir sus efectos para salvar a sus bebés, ya sea para asumir su responsabilidad como madres o darlos en adopción; y también, les ofrecen soporte emocional y espiritual, y desarrollan actividades para empoderarlas. Además, llamó a seguir colaborando con la institución.

La líder provida Jeanne Mancini lamentó que desde que se aprobó la ley de aborto en Estados Unidos en 1973 hayan fallecido 62 millones de personas; y afirmó que el aborto es el abuso de la humanidad de nuestros tiempos.

Frente a ello, recordó que el movimiento de la Marcha por la Vida congrega a personas de distintas creencias que se manifiestan por los que no pueden hablar por sí mismos. Si bien existen diferencias, “estamos unidos por el entendimiento común de que toda vida desde la concepción merece protección”, dijo.

Además, alentó a sumarse a la defensa de la vida a través de canales de comunicación e invitó a más personas a unirse en la construcción de “una cultura de la vida”.

Se han llevado a cabo grandes eventos a favor de la vida en varias ciudades importantes de California. Por ejemplo, la caminata provida Walk for Life West Coast se realiza en San Francisco durante 17 años, mientras que OneLifeLA se realiza en Los Ángeles desde el año 2015.

El 4 de agosto, Mancini dijo que la Marcha por la Vida de California es la primera de su tipo en el estado. Además, aseguró que “es una oportunidad para que los defensores de la vida de California se unan y animen a los legisladores estatales a elaborar políticas que respeten los derechos de los no nacidos”.

El sitio web March for Life señaló que la Marcha por la Vida realizada en Sacramento ayudará a enseñar un cabildeo efectivo, abordará problemas actuales específicos en California e informará a los asistentes “lo que puede hacer ahora mismo para defender las políticas provida ante sus representantes electos de California”.