Inicio Mundo Incendios en Chernobyl reactivan radiación a niveles «16 veces más alto de...

Incendios en Chernobyl reactivan radiación a niveles «16 veces más alto de lo normal»

54
0
En plena crisis mundial debido al brote por coronavirus, incendios forestales reactivan la radiación en la zona de exclusión de Chernobyl.

AGENCIALAVOZ.- Los incendios forestales, iniciados la semana pasada, han quemado 3.000 hectáreas dentro del perímetro de la central que vivió en 1986 la peor catástrofe nuclear de la historia.

Asimismo, el fuego se encuentran a 2 kilómetros de los depósitos de residuos radiactivos, ha comunicado Yaroslav Emeliánenko, miembro del consejo público de la Agencia Estatal para la Gestión de la Zona de Exclusión.

Niveles de radiación se disparan

En la zona aún se detectaban niveles de radiactividad altos; aunque menores que tras el accidente, debido al paso de los años. Sin embargo, esos niveles han experimentado un pico en ese área debido al humo, según las mediciones de las autoridades ucranias.

Asímismo, Egor Firsov, jefe del servicio de inspección ecológica de Ucrania, informó que “la radiación se encuentra por encima de lo normal”.

La Agencia Estatal para la Gestión de la Zona de Exclusión indicó el pasado domingo que «estos incendios son importantes porque durante la combustión se liberan al aire atmosférico radionucleidos artificiales … que permanecían fijados en la vegetación y en la capa superficial del suelo, y son transportados a distancias considerables».

No obstante, según la Agencia Estatal, la concentración de las partículas liberadas es demasiado baja para representar algún peligro para los seres vivos; pues dicho nivel representa menos de la cuarta parte del daño que puede ocasionar en la salud a comparación de lo que representaba después del accidente.

Sin embargo, el 6 de abril en el epicentro del incendio se registró un nivel de radioactividad 16 veces más alto de lo normal.

Hasta el momento, la cifra de radiación arrojada por el microsievert (dispositivo que mide la radiación) es de 2.3 por hora cuando por lo regular suele ser de 0.14 en dicha zona.

En la zona trabajan ahora unos 400 bomberos, cien vehículos, varios helicópteros e hidroaviones, según el Servicio Estatal de Emergencias.

Las autoridades buscan evitar que el incendio se acerque aún más a la central; sellada ya en su totalidad otra vez en 2016 con un enorme caparazón de acero nuevo para evitar fugas de radiación durante el próximo siglo.