Inicio Noticias LA MISERICORDIA TOCA A NUESTRA PUERTA NO LA DEJES IR

LA MISERICORDIA TOCA A NUESTRA PUERTA NO LA DEJES IR

10
0



Cuando la misericordia toque a nuestra puerta, no dejemos pasar el tiempo de la necesidad, porque habremos perdido la oportunidad de bendecir y ser bendecidos(Gloria Maza ministrando con su hijo Santiago Cavil)
 
 
Pastora, Gloria Maza
Gonzales

EE.UU.-(AGENCIALAVOZ)Cuando preguntamos que
es misericordia algunos la definen como ponerse en los zapatos del otro.
Escuche una definición que tocó mi vida, “misericordia es ponerse bajo el mismo
peso que está sintiendo el otro” .  Es
una actitud de bondad, que nos conmueve y que nos mueve a la acción.  Jesús cuando vio las multitudes hambrientas
sintió compasión de ellas, no solo les brindó sus enseñanzas. Sus discípulos le
dijeron,  “despídelos” la respuesta de
Jesús fue: “denle ustedes de comer”. Hoy 
muchos creyentes  toman esta
actitud lamentable del discípulo “buscan” evitar compromiso con varias
“excusas” inhumanas;  Jesús fue muy claro
y preciso,  les obligo a ejercer  con autoridad el don más maravilloso que Dios
dio al Hombre ¡MISERICORDIA!

La Biblia contiene
instrucciones precisas de cómo actuar con misericordia:

Y si un hermano o una
hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y
alguno de ustedes les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais
las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Santiago
2:15-16

Pero el que tiene
bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su
corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra
ni de lengua, sino de hecho y en verdad. 1 Juan 3:17-18
 

La Directora de habla hispana de USA  del Movimiento Pro familia  Pro vida,  la Pastora  Gloria Maza Gonzales en un platón a una Clínica
abortistas defendiendo con amor y misericordia a los no nacidos

 

Algunos principios que
se desprenden de esta Palabra:

Los hechos hablan por si mismos.

La misericordia da prioridad a la necesidad.

La misericordia no elige a quienes dar, se brinda en
amor.

La misericordia antepone la necesidad del otro a la
propia.

La misericordia ve, se conmueve y acciona, no espera
la exposición y petición del necesitado.

La misericordia no se sujeta a normas, leyes o
estatutos.

La misericordia actúa en el tiempo de la necesidad.

Es un desafío que se
nos presenta cada día. Nuestra naturaleza humana nos limita a nuestras propias
necesidades, solo la presencia de Dios en nuestras vidas  nos hace ver más allá de ellas. 

LA MISERICORDIA DE DIOS
HACIA NOSOTROS: A través de la Biblia se nos dan a conocer los actos  de misericordia de Dios hacia la humanidad,
en los Salmos encontramos reiteradas veces pedidos de misericordia a Dios o
alabanzas por las misericordias de nuestro Señor.  El Nuevo Testamento nos revela el acto más
sublime de la misericordia de Dios,  dirigido por un acto de rescate.  Jesús siendo clavado en una cruz,  bajo el peso de nuestro pecado,  antepuso nuestra salvación a su propia
seguridad, no eligió a quienes salvar  se
brindó a los presentes y a los que vendrían en el futuro,  vio el tiempo de salvación y actuó a pesar de
su propio sacrificio.

Cuando la misericordia toque a nuestra puerta, no
dejemos pasar el tiempo de la necesidad, porque habremos perdido la oportunidad
de bendecir y ser bendecidos.

Mateo 5:7 Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán
misericordia.