Inicio Noticias LA BRUJERIA EN LOS ANDES PERUANOS

LA BRUJERIA EN LOS ANDES PERUANOS

63
0

Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su precio, hallaron que era cincuenta mil piezas de plata. Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor
Hechos 19:19-20

Dr. José Linares Cerón*

PERU.-(AGENCIALAVOZ)El tema de la brujería son temas muy poco comentados en los círculos de la iglesia, pero cada vez tiene más adepto que la misma religión. El proselitismo de la maldad, se mantiene vigente y perfeccionada para aumentar cada vez más, la legión de fieles, y muchos sin imaginar las consecuencias, como: la maldición, las enfermedades, la locura y la muerte. Terminan convirtiéndose en “esclavos y servidores de demonios”.

La Brujería y la Hechicería incluyen ritos paganos para tratar de controlar el futuro, el amor y la vida de los demás, vengar a los enemigos o protegerse de hechizos, intimidar a personas, lograr poder sobre otros, etc., y en esto puede llegarse a infringir enfermedades, peligro físico y, en general, circunstancias muy adversas para las víctimas.

En esos medios se habla de «magia blanca», que supuestamente se hace para lograr un bien personal, y de «magia negra» que se hace para causar daño. Es así como «hechizo» es a veces sinónimo de «daño». Sin embargo, esta diferencia es meramente formal, ya que, aunque con la llamada «magia blanca» se persigue un supuesto bien, el «trabajo» o hechizo que se hace puede igualmente dañar a otro. Por eso debe quedar claro que toda magia es maligna y está igualmente condenada por Dios.

La Brujería y la Hechicería son casi tan antiguas como la humanidad misma. Por ello, ya vienen condenadas estas prácticas. La Brujería es maligna aunque con ella se busque lograr un supuesto bien, y hace daño a las personas que hacen uso de ella y a aquéllas contra quienes se dirige. Cuando era muy joven, mi corazón estaba lejos de mi creador, me convertir enemigo de la religión y de un Dios, que solo figuraba en mi imaginación, pensaba que las mentes débiles y gente humildes, eran embaucados por creer un Dios extranjero y judío. Me convertir en un agnóstico terrible, eso afecto mi vida, convirtiéndola en una piñata de la diversión. Recuerdo que mi amigo Lévano, un moreno gracioso, poco culto, me insistía a conocer a un hechicero que hacia brujerías efectivas en contra de tus enemigos, “me decía”: y que hablaba con los muertos etc. Les dije a los muchachos: “será motivo de divertirnos con los brujos farsantes”

En la casa del brujo, nos llevaron a una mesa redonda y todos estábamos rodeando la mesa, habían objetos extraños como espadas, imágenes de santos y cadenas. Todo el dialogo entre nosotros era de pura broma etc. Me puse de acuerdo para búrlanos del brujo, que era muy conocido, se llamaba “Santos Vera”. Que muy poco venia a Lima. En la sesión, le pedí, conversar con ciertos muertos “famosos” hizo una series de cosas, conjuros y luego me dijo: “Mañana vendrán a ti a dialogar a media noche”, y lo dice: No, no, no ¡yo quiero verlos ¡ahora! o eres un farsante. Le brujo se molesto y yo le seguí mirando a los ojos, y él me dijo “tu no crees en nadéis”, pero ahora creerás y servidas a mi “señor”. La luces se apagaron de repente y luego; se prendió la luz, tenía una cabeza de calavera en su mano, y empezó hablar, ha insultarme y no tuve miedo, (pensé que era un truco) y luego empezó a levitar el brujo, y de repente se apago nuevamente la luz. Pero esta vez la oscuridad era total, ya los muchachos se habían escapado, solo quedaba yo y mi amigo Lévano

Apareció un gran demonio grande, que ilumino la habitación, sus ojos tenia llamas de fuego y sus alas enormes de murciélago y dio un paso más a mí, y vi que no tenia pies sino pesuñas de cerdo y me dijo: “Me adoras ahora o te mueres”. La verdad me dio pánico, preferí huir gateando de miedo y empecé a tener convulsiones, botaba mucha espuma de mi boca, el pánico me estaba afectando mi razón, ¡sentía que me moría! El miedo estaba en mi cuerpo. Luego de esa experiencia, nunca más asistí a una sesión de brujería. (Luego entendí que Dios me entrenaba para las luchas que tendría en el futuro)

Cuando Jesús toco la puerta de mi corazón, empecé a vivir, conocí la verdadera paz, aprendí amar, a perdonar y sobre todo me enamore de mi creador. La Biblia lo llama el nuevo nacimiento, conocí el verdadero amor de mi vida, aprendí a utilizar bien, el poder de su nombre – para enfrentarme contra el mal. En mi juventud le di todo al Señor para a trabajar como misionero. En mi denominación IEPM, había un Congreso Nacional y se elegía a los nuevos directivos de nuestra misión y yo fui elegido el Presidente Nacional de los Jóvenes. Un pastor de Chavín, me invito a predicar en callejón de conchucos, por la cordillera negra. Pero antes me conto unas historias increíbles, de cómo la brujería tenía el control de los pueblos, incluso de ciudades y que los brujos eran más poderosos que las misma autoridades. (Empecé a recordar mi experiencia con el brujo, Santos Vera)

En el segundo capítulo les contare la batalla con unos de los brujos más poderosos de la región, de los andes del Perú. Que tenía fama de convertirse en animales. Que intento disolver la campaña de salvación y milagros, en plena plaza de armas.


*El Pastor José Linares Cerón es el fundador de Ciprofam Internacional una influyente organización que se moviliza en mas 180 naciones en el mundo. Además es presidente y fundador del movimiento profamilia, una organización donde se encuentran líderes empresariales, políticos y religiosos de diferentes lugares del mundo. Que defiende la agenda de la familia y la libertad religiosa a nivel internacional en los lugares de influencia