Inicio Noticias LOS HIJOS NECESITAN A SUS PADRES

LOS HIJOS NECESITAN A SUS PADRES

52
0

Dr. José Linares Cerón

LIMA.- ( AGENCIALAVOZ )Que importante es que tome una decisión madura de su relación matrimonial, tratar de lo imposible de lograr un ambiente armonioso para nuestros hijos. Muchos de nosotros hemos sido privilegiados de tener a mamá y un papá en el desarrollo de nuestra vida. Yo bendigo a mi madre por todo el esfuerzo que hizo para cuidarnos y mantener a una familia unidad en el seno del respeto, del amor y de nuestra fe.

Durante los años de mi labor como pastor he tratado un sinnúmero de personas que fueron víctimas de las separaciones de sus padres, he visto en su rostro de cómo ha marcado su vida y el dolor que siente a pesar de ser adultos, aun tiene ese recuerdo tristeza que daño su infancia.

Querido amigo lector, los hijos necesitan el continente familiar para moldear su carácter, educarse y sentirse seguros de ser amados por sus padres, quienes tienen que hacerse responsables de proveerles lo necesario para su crecimiento y desarrollo.

La presencia de los padres está hecha de tiempos presentes vividos con intensidad, con interés, satisfacción y amor, para que sea posible la comunicación fluida y la atenta escucha.

Antes de tener un hijo la pareja tiene que pensar que será un ser humano que necesitará amor y dedicación y que seguramente no se podrá adaptar a la ausencia total de sus padres todo el día, sin acusar ningún trastorno.
¿Qué calidad de presencia pueden tener los padres que después de una extensa jornada agotadora llegan a la casa a las nueve de la noche, a la hora en que casi con seguridad su hijo ya duerme?

Los hogares donde la presencia de los padres es casi nula, como en estos casos, corren el riesgo de tener hijos indiferentes, incapaces de dar amor o de recibirlo, porque no tienen la oportunidad de aprender a dar y recibir afecto con las personas que son más significativas para él.

La frustración de no poder estar con las personas que aman, porque ellas están en otra cosa, condiciona a los hijos a vivir sin amor, a tener miedo, a sentirse inseguros, a sufrir de ansiedad, angustia y depresión.

Este modo de criar a los hijos, con intermediarios todo el día, es una manera elegante de eludir la responsabilidad y una forma de abandono, porque si se elige tener hijos, no se puede elegir estar ausente todo el día como estilo de vida.

Tener hijos no es un trámite, ni ellos son parte del mobiliario que se necesita en el hogar. Un hijo es una persona que en algún momento, indefectiblemente, les hará rendir cuentas a los padres, y les hará pagar caro su abandono, porque sentirán que no tienen nada que perder.

De usted dependerá de tener una vejez armoniosa o será victima de lo que ustedes sembraron. Solo Dios reinando en su vida, puede hacer de la vida del hombre y la mujer un templo de amor, respeto, y de valorar la etapa de crecimiento de nuestros hijos con amor, atenciones.

No basta solo decir “te amo” sino estar con ello

info@ciprofam.org