Inicio Noticias Los diputados argentinos partidarios de legalizar el aborto a menores de 14...

Los diputados argentinos partidarios de legalizar el aborto a menores de 14 años

9
0

ARGENTINA.- ( AGENCIALAVOZ.ORG )El proyecto había perdido estado parlamentario en noviembre pasado, cuando no se logró reunir los apoyos necesarios para que fuera discutido en el recinto.
«Este es un momento óptimo para abordar el proyecto a favor o en contra pero no podemos evitarlo», subrayó la diputada de la opositora Unión Cívica Radical (UCR) María Luisa Storani durante la presentación.

El debate parlamentario se reactivó después de que la Corte Suprema de Argentina estableciera el pasado día 13 que los casos de abortos realizados por mujeres que han sido violadas no son punibles ni están supeditados a un trámite judicial para su práctica.
En un fallo que desató críticas de la Iglesia Católica y las organizaciones provida, la Corte confirmó así una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la sureña provincia de Chubut, que en marzo de 2010 convalidó un aborto realizado por una joven de 15 años que quedó embarazada tras ser violada por su padrastro.
«El fallo de la Corte marca un antes y un después en este debate. El mejor momento para reinstalar la discusión en la Cámara lo que va a permitir avanzar en la decisión de políticas públicas», señaló la diputada oficialista Adela Segarra.
El proyecto de ley presentado ayer habilita el aborto sin ninguna autorización judicial previa, aunque en el caso de una menor de 14 años requiere el asentimiento de uno de sus padres o tutores.
Aunque el aborto está prohibido por ley en Argentina, salvo en los casos no punibles establecidos en el Código Penal, según cifras oficiales, se registran alrededor de 500.000 abortos cada año. Desde los movimientos provida se señala que esa cifras son falsas y se ponen como excusa para legalizar el aborto.
El Código Penal argentino habilita los abortos en casos de peligro para la vida o la salud de la madre, violación o abuso a una mujer discapacitada, aunque el artículo suscita diferentes interpretaciones entre jueces y médicos.