Inicio Noticias «Presión de grupos externos» para aprobar el aborto en Uruguay

«Presión de grupos externos» para aprobar el aborto en Uruguay

15
0

URUGUAY.- ( AGENCIALAVOZ.ORG )Dos representantes de la Pastoral de la Familia y la Vida de la Conferencia Episcopal del Uruguay dijeron el martes, en la Comisión de Salud Pública de la Cámara de Senadores, que los proyectos surgidos en la región para despenalizar el aborto son producto de presiones de organizaciones internacionales.

«Hoy en día muy pocas personas desconocen la existencia de intereses internacionales para imponer el aborto a los países. Detrás de estas presiones existen fundaciones internacionales como la Fundación Rockefeller, la Fundación Ford, la Fundación MacArthur y muchas otras (…) que ven el crecimiento poblacional del mundo como un problema de seguridad», dijo ante los legisladores Gabriela López, secretaria de la Conferencia Episcopal, quien acudió junto a Víctor Guerrero.

El proyecto que despenaliza el aborto, que actualmente está a estudio del Parlamento, fue presentado por la senadora Mónica Xavier (Partido Socialista) y el diputado Álvaro Vega (MPP), pero ya se adelantó que recién se votará en 2012.

López señaló -según consta en la versión taquigráfica de la reunión- que en base a esos intereses internacionales, se han presentado proyectos en el mismo sentido en varios países de la región, como por ejemplo Brasil y Argentina.

«Ahora le tocó el turno a Uruguay. Lamentablemente este tipo de proyectos no son una iniciativa local de algunos legisladores sino una de las estrategias internacionalmente promovidas por instituciones que pretenden engañar a los pueblos y a los legisladores, y hacerlos aprobar una cosa pensando que aprueban otra», dijo López.

«El verdadero objetivo de estas estrategias no es la promoción de las mujeres. Adherirnos a estos programas significa someternos a intereses externos que son cada vez más conocidos por todos y que, a mediano plazo, solo servirán para debilitar la propia base popular», advirtió López.

Esos comentarios generaron malestar en varios legisladores, como por ejemplo Fernando Amado y Alfredo Solari (Partido Colorado) y Ernesto Agazzi (MPP), quienes rechazaron la existencia de presiones o incidencia sobre los parlamentarios uruguayos.

También el martes, la Comisión de Salud del Senado recibió a seis organizaciones sociales que apoyan y reivindican el derecho de la mujer a la interrupción de su embarazo.