Inicio Noticias Los anuncios para abortos en el Reino Unido producen cientos de quejas

Los anuncios para abortos en el Reino Unido producen cientos de quejas

23
0

LONDRES.– ( AGENCIALAVOZ.ORG ) Los ministros del gobierno británico han recibido cientos de quejas de parte del público, desde los comienzos de este año, en torno a los anuncios de abortos que han comenzado a aparecer en la televisión.

A Edward Vaizey, el Ministro para la Cultura, se le preguntó esta semana sobre estos anuncios en la Cámara de los Comunes, luego que el periódico El Telégrafo (The Telegraph) informó que el Comité para la Práctica de Anuncios para Difusión (Broadcast Committee of Advertising Practice/BCAP) le dio el visto bueno, por primera vez, a los anuncios de los centros de aborto con fines de lucro, en la televisión y la radio.

Anteriormente, solamente a las organizaciones sin fines de lucro se les permitía tener anuncios. El año pasado, Marie Stopes difundió el primero de dichos anuncios, en donde se presentaba a una joven preocupada porque su período de menstruación estaba atrasado. En el anuncio se plantea la siguiente pregunta: “¿Quién la puede ayudar?”, y en respuesta, se presenta a la Marie Stopes, la organización internacional a favor del aborto.

Ya para agosto del año pasado, se habían recibido 5,000 quejas por ese anuncio.

Respondiendo a la pregunta en la Cámara, Vaizey dijo que la oficina del Secretario de Estado para la Cultura y los Medios de Comunicación, había recibido unas 576 “representaciones” de parte de miembros del público, en torno a los anuncios, desde enero de este año.

La Sociedad para la Protección de los Niños Concebidos (Society for the Protection of Unborn Children/SPUC) ha condenado la decisión de la BCAP en permitir los anuncios, diciendo que los anuncios tipifican el perjuicio de la industria de publicidad y de “la agenda ladina y sórdida” de los abortistas.

Paul Tully de SPUC dijo lo siguiente: “Las personas se quejan de que los anuncios para el aborto, de ese modo, fue ilegal, indecente, deshonesto, y falso. Sin embargo, la Autoridad de Normas para los Anuncios (Advertising Standards Authority/ASA) aprobó los anuncios, de todas maneras. La ASA tiene un largo historial de favorecer el aborto.

“La industria de publicidad está mostrando un perjuicio, con su apoyo dado a la agenda ladina y sórdida de los proveedores de aborto, quienes tienen unos intereses ideológicos y comerciales en la promoción del aborto”.

SPUC está urgiendo a los miembros del público de que se comuniquen con Jeremy Hunt, el secretario en asuntos de la cultura, para animarlo a que prohíba los anuncios.