Inicio Noticias Nueva Zelanda: Iglesia apoya a víctimas del terremoto

Nueva Zelanda: Iglesia apoya a víctimas del terremoto

22
0

NUEVA ZELANDA.-(AGENCIALAVOZ.ORG)Las operaciones de rescate por el sismo que devastó Christchurch se centrarán ahora más en recuperar los cuerpos sepultados, pues los indicios de que todavía haya sobrevivientes entre los escombros se desvanecen, dijo este jueves el primer ministro, John Key.

Los daños materiales provocados por el violento terremoto se valoran en 8.600 millones de dólares, según una estimación realizada el miércoles por AIR Worldwide, empresa especializada en el cálculo de los daños financieros para las aseguradoras tras una catástrofe.

Ayuda en medio del desastre

Nigel Webb, Director de la Sociedad Internacional Misionera dijo a Mundo Cristiano como se están organizando la iglesia y organizaciones cristianas, para dar apoyo a las víctimas del terremoto.

“Bueno hermanos, como saben, este desastre ha sido un golpe fuerte para todos nosotros incluyendo los creyentes y las iglesias, pero cada uno allá en Christchurch está tratando de ayudarse los unos a los otros, especialmente organizaciones como Ejército de Salvación, están ayudando en cuanto a alimentación, agua, cosas básicas para la gente. Trabajando también con organizaciones gubernamentales y de Cruz Roja y todo eso, para ayudar a los que están más afectados del terremoto”.

Nigel agregó que los creyentes están aprovechando esta tragedia para compartir de Jesús entre sus vecinos y amigos: “Bueno en tiempos así es todo un golpe para uno no?, pero lo que tenemos nosotros, tenemos fe en Dios, tenemos una relación con él y en el momento que estamos ayudándonos los unos a los otros, los vecinos, personas de la tercera edad, todo eso, ponemos tales como apoyo físico, emocional, pero también tomar la oportunidad de orar por ellos. Porque aunque aquí mucha gente en Nueva Zelanda que no son creyentes, no creen en nadie, en momentos así hasta los políticos hablan de orar y tener fe y ayudar en la comunidad a todos”.

Situada en el cinturón de fuego, Nueva Zelanda registra hasta 15.000 temblores al año. El terremoto más mortífero desde que existen las estadísticas, cobró 256 vidas el 3 de febrero de 1931 en la bahía de Hawke, sur de la isla del Norte.