Inicio Noticias PROTEGER LA VIDA

PROTEGER LA VIDA

33
0

Por: Rafael Rey

PERU.- ( AGENCIALAVOZ.ORG )La vida humana comienza en el instante mismo de la concepción o de la fecundación, que es lo mismo. Está demostrado científicamente. Ya no es una hipótesis. Es un hecho. Desde el momento en que se unen los gametos masculino y femenino comienza a vivir un nuevo ser humano.

El código genético está completo. Esta es la verdad aunque nada digan sobre el derecho a la vida del no nacido los que se titulan “defensores de los derechos humanos”.

Por eso el aborto, cualquier aborto, es un crimen, un asesinato. Por eso es y será siempre un acto criminal que debe repudiar toda comunidad civilizada. La vida humana es sagrada porque está hecha a imagen y semejanza de Dios, pero también por razones naturales, médicas y jurídicas.

Veamos que dice el Código Civil Peruano: “La vida humana comienza con la concepción” (Art. 1°). El Código del Niño y del Adolescente: “Se es niño desde la concepción hasta los 12 años”. (Art.1°). El Preámbulo de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño: “el niño merece protección aún antes de su nacimiento”. La Convención Americana de Derechos Humanos (el famoso Pacto de San José): “Todos tenemos derecho a la protección de la vida, aún antes de nacer” (Art.4°). La Carta de los Derechos de la Familia: “La vida humana ha de ser respetada y protegida de modo absoluto, desde el momento de la concepción”. (Art.4°). Y lo que dice uno de los más famosos tratados de embriología (Larson): “En el momento de la fecundación comienza la vida humana”.

Esa es la verdad. Aunque sobre este derecho nada hayan dicho los miembros de la Comisión de la Verdad.

Un nuevo ser humano empieza a crecer en el útero de su madre desde el momento de la fecundación, y si su vida no es interrumpida, algún día será un hombre o una mujer.

Mundialmente millones de niños no nacidos son matados todos los años. Sólo en Estados Unidos se han matado más de 30 millones de niños no nacidos desde que el aborto se legalizó y más de un millón y medio mueren todos los años, asesinados por médicos que cobran por matar a seres indefensos e inocentes.

Los siguientes son datos objetivos comprobados por la genética y la embriología. Miente quien afirme lo contrario.

—— Al momento de la fecundación se origina el cigoto o embrión. En las siguientes horas se va dividiendo primero en dos células, luego en tres, después en cuatro y a partir de allí en ocho, 16 células, y así sucesivamente en múltiplos de dos.

——A los 7 días de la concepción: El óvulo fecundado entra en el seno materno donde fija su residencia por los próximos 9 meses.

——A los 14 días: el bebé empieza a recibir alimento de su madre.

——Entre los 14 y los 28 días: se forman los ojos, la columna vertebral, el cerebro, los pulmones, el estómago, el hígado, los riñones. El corazón comienza a funcionar!

——A los 28 días: se va formando la cabeza. La columna vertebral está completa. Se forman los brazos y las piernas. El corazón ya está trabajando y bombea sangre propia.

——A los 35 días: el tórax va separándose del abdomen. Los ojos tienen ya retina y cristalino. Los oídos comienzan a formarse. En las manos y los pies aparecen los dedos.

——Entre los 42 y los 56 días: todos los órganos están completos. La cabeza está desarrollada y formadas la cara, la boca y la lengua. El cerebro está completo. El niño puede sentir las cosquillas.

——A los 56 días: están completos los dedos de pies y manos. Las huellas digitales existen y serán para siempre las mismas.

——Entre los 77 y 84 días: Todos los sistemas funcionan. Músculos y nervios se sincronizan. Los brazos y las piernas se mueven. Empiezan a aparecer las uñas de los dedos. El bebé pesa ahora 29 gramos.

—— A los 90 días: el bebé está completamente formado. Sólo le falta crecer.

—- A los 126 días: el bebé está muy activo, flexiona los músculos, da puñetazos y patea; la madre siente los movimientos de su hijo.

—— A los 270 días (9 meses) : ¡nace el bebé!

En el vientre de su madre pues, el bebé se desarrolla separadamente de ella. La vida del niño –intrauterino- no es la vida de la madre, es una vida separada e individual.

El derecho a la vida, desde el instante de la fecundación o concepción, es el derecho fundamental de cualquier ser humano. Violar este derecho, destruir una vida, matar a un ser humano inocente e indefenso, es un crimen contra Dios y contra la humanidad.

No legalicemos el crimen del aborto. No hagamos ese daño aprobando una Constitución pro abortista.