Inicio Noticias Barack Obama firmará una declaración sobre derechos de los gays en EE.UU.

Barack Obama firmará una declaración sobre derechos de los gays en EE.UU.

42
0

Washington-. ( AGENCIALAVOZ.COM ) El gobierno del presidente Barack Obama dará su respaldo a la declaración de Naciones Unidas que solicita despenalizar la homosexualidad, documento que el ex presidente George W. Bush se negó a firmar, indicaron el martes a The Associated Press fuentes cercanas a la decisión.

Un grupo de funcionarios federales indicó el martes que había notificado a los promotores franceses de la declaración que el gobierno quiere ser incluido como uno de sus firmantes. El gobierno de Bush recibió críticas en diciembre por ser el único occidental que se había negado a firmar la declaración.
La decisión fue tomada después de una revisión de varias dependencias a la postura del gobierno de Bush sobre el documento, que fue firmado por los 27 integrantes de la Unión Europea, México, Japón, Australia y otros 34 países, informaron los funcionarios.
Los funcionarios hablaron bajo condición de permanecer en anonimato, pues aún se estaba informando a los integrantes del Congreso sobre la decisión. Agregaron que el gobierno decidió aprobar la declaración como una demostración de que Estados Unidos aprueba los derechos humanos para todos.

“Estados Unidos es un defensor abierto de los derechos humanos y crítico de los abusos contra los derechos humanos alrededor del mundo”, indicó uno de los funcionarios.
“Como tal, nos unimos a las otras naciones a favor de esta declaración y continuaremos recordando a los países la importancia de respetar los derechos humanos para todas las personas en los foros internacionales correspondientes”, señaló el funcionario.
“En voz de la Corte Suprema de Estados Unidos, el derecho a no ser penalizado por la orientación sexual “ha sido aceptado como parte integral de la libertad humana”” agregó el funcionario.
El gobierno de Bush se negó a firmar la declaración cuando fue presentada en Naciones Unidas el 19 de diciembre. Algunos funcionarios señalaron entonces que Estados Unidos se oponía a la discriminación por el tipo de orientación sexual, pero parte de la declaración llevaba a dudas que requerían de un análisis legal más profundo.

Según los encargados de la aprobación de la declaración, el gobierno de Bush consideraba que ciertas partes podrían comprometer al gobierno federal en asuntos que son de la jurisdicción estatal, pues en algunos estados es posible que los propietarios y patrones privados discriminen a alguien por su orientación sexual, mientras que en el nivel federal, los gays no pueden trabajar abiertamente en el ejército.