Inicio Noticias Bush: ‘Es hora de que Rusia cumpla su palabra y ponga fin...

Bush: ‘Es hora de que Rusia cumpla su palabra y ponga fin a la crisis’

13
0

WASHINGTON.- ( AGENCIALAVOZ.COM ) El presidente de EEUU, George W. Bush, exigió a Rusia que respete la integridad territorial de Georgia y acepte de inmediato el alto el fuego, como primer paso hacia la resolución del conflicto bélico.

«Rusia ha invadido a un Estado vecino soberano y amenaza a un gobierno democráticamente elegido por sus ciudadanos. Una acción así es inaceptable en el siglo XXI», dijo Bush.
El mandatario estadounidense compareció en la Rosaleda de la Casa Blanca apenas una hora después de aterrizar en Washington procedente de Pekín, donde asistió a los Juegos Olímpicos: «El Gobierno ruso tiene que respetar la integridad territorial y la soberanía de Georgia. El Gobierno ruso tiene que revertir el curso en el que parece que está y aceptar este acuerdo de paz como primer paso hacia la resolución del conflicto», subrayó Bush.

A juicio del presidente estadounidense, las «acciones de Rusia esta semana han generado serias dudas sobre sus intenciones en Georgia y la región. Estas acciones han dañado sustancialmente la posición de Rusia en el mundo», afirmó.
En este sentido, Bush advirtió a Moscú de que «esas acciones ponen en riesgo las relaciones de Rusia con EEUU y Europa. Es hora de que Rusia cumpla con su palabra y actúe para poner fin a la crisis», concluyó el presidente.

Avisa sobre una intensificación del conflicto
En su breve declaración, Bush dijo que «parece» que hay un intento por parte de Rusia de derrocar al presidente pro occidental georgiano, Mijaíl Saakashvili. El presidente estadounidense, dijo además que «hay evidencia de que las fuerzas rusas podrían comenzar pronto a bombardear el aeropuerto civil en la capital» Tiflis. «Si estas informaciones son ciertas, estas acciones rusas representarían una dramática y brutal escalada del conflicto en Georgia», destacó.

Para Bush, este ataque por parte de Rusia sería «inconsistente» con las garantías recibidas de que su objetivo se limitaba a restaurar el «status quo» anterior al enfrentamiento armado.
Previamente a su declaración oficial, Bush se reunió con su equipo de seguridad nacional para analizar el conflicto en Georgia: «Estoy profundamente preocupado por las informaciones de que tropas rusas se han desplegado más allá de la zona de conflicto, atacado la ciudad georgiana de Gori y están amenazando la capital georgiana, Tiflis», dijo Bush.

El mandatario afirmó que Georgia ha aceptado elementos de un acuerdo de paz que Rusia previamente había dicho que iba a aceptar también: un alto el fuego inmediato, la retirada de las tropas de la zona de conflicto, la vuelta al «status quo» anterior al 6 de agosto y el compromiso de abstenerse de usar la fuerza de nuevo.
‘No puede quedar impune’
Estas declaraciones confirman las que ya hiciera ayer desde Pekín el presidente estadounidense, junto a su vicepresidente Dick Cheney, quienes aseguraron, entre otras cosas, que el ataque ruso no debería quedar sin respuesta y que el conflicto marcará las relaciones entre Moscú y Estados Unidos.