Agencia La Voz

Morales llama opositores ‘dictadura civil’ en Bolivia

Por Rodrigo Martínez

COCHABAMBA,BOLIVIA-. ( AGENCIALAVOZ.COM ) – El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió el jueves defender la democracia en el país a las puertas de un referendo para definir su continuidad en el cargo y calificó las protestas de grupos opositores autonomistas como una «dictadura civil.»

Al encabezar el desfile militar por el aniversario de las Fuerzas Armadas en Cochabamba, una de las ciudades opositoras al mandatario, Morales criticó las violentas protestas de esta semana, como la que impidió un encuentro con los mandatarios de Venezuela y Argentina en la sureña ciudad de Tarija debido al cierre del aeropuerto.

«Lamento mucho ahora que las dictaduras del 60 y del 70 están siendo sustituidas por algunos grupos que toman aeropuertos, que toman cortes departamentales electorales, que balean carros de ministros,» dijo Morales en el desfile, en el que participaban unos 2.500 uniformados y 2.500 indígenas.

Según sondeos, el mandatario obtendría suficientes votos en en el referendo del domingo para permanecer en el poder. El Gobierno apuesta a que una victoria en las urnas debilite a la oposición y desbloquee una reforma constitucional de corte socialista.
«Lamento mucho como algunos que en este momento faltan al respeto a la democracia, falten el respeto al pueblo boliviano y apliquen esta especie de una dictadura civil, atentando contra la democracia,» afirmó el primer mandatario indígena de la nación más pobre de Sudamérica.

Esta semana, las protestas han dejado dos muertos y las manifestaciones de activistas civiles autonomistas impidieron al mandatario visitar las ciudades de Tarija, Santa Cruz y Trinidad.
«Hago un llamado al pueblo boliviano a defender la democracia,» agregó Morales desde Cochabamba, unos 380 kilómetros al sureste de La Paz.

El mandatario pidió además no boicotear el referendo, en el que también estará en juego la continuidad de los prefectos de ocho departamentos, en su mayoría opositores y algunos de los cuales podrían perder sus puestos.
Bolivia está profundamente dividida entre la empobrecida región occidental y la oriental más prospera -donde se encuentran yacimientos de hidrocarburos y recursos forestales-, cuyos departamentos buscan la autonomía para administrar sus recursos y frenar la nacionalización económica promovida por el Gobierno.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, aseguró el jueves que Bolivia se encuentra en el «umbral de un verdadero golpe de Estado en contra del orden constitucional,» en referencia a las protestas de esta semana, en declaraciones reproducidas por la agencia oficial ABI.
Salir de la versión móvil