Inicio Noticias El insomnio y la depresión ‘arrasan’ las arcas empresariales

El insomnio y la depresión ‘arrasan’ las arcas empresariales

19
0

MADRID.-( AGENCIALAVOZ.COM ) Dormirse en la oficina, trabajar con fatiga o tener depresión pueden causar un impacto mayor en las arcas de una empresa que lo que costaría pagar el tratamiento.

Según un informe de PricewaterhouseCoopers (PwC) y del World Economic Forum, estas enfermedades crónicas son las que afectan en mayor medida a la productividad de los trabajadores.
El estudio calcula que esa diferencia puede ser de hasta cinco veces y revela que en los próximos 25 años enfermedades crónicas de este tipo provocarán efectos negativos en la mano de obra disponible, el ahorro, las inversiones y, por tanto, en el mercado en general.

Estas afecciones representan la mayor parte de los costes de los sistemas sanitarios y alrededor del 40% del total de la pérdida de tiempo en el trabajo. Su existencia incrementa los gastos de los sistemas sanitarios y los impuestos, repercutiendo en las empresas y sus trabajadores.
Actualmente, las muertes provocadas por enfermedades crónicas representan el 57% del total de fallecimientos al año y se espera que se incrementen un 23% en las próximas dos décadas. Según PwC, estas afecciones son, en gran medida «evitables», por lo que considera imprescindible que las empresas apuesten por políticas y programas que mejoren el bienestar laboral y que haya una colaboración entre lo público y lo privado en las cuestiones relacionadas con la salud.

Además, los autores de este estudio señalan que por cada 290 dólares que las empresas invierten en capital humano, obtienen unos 1.000 dólares de ingresos.

El reto de la obesidad
El panorama no invita al optimismo. Se estima, por ejemplo, que la obesidad se incrementará un 75% hacia 2015. En el Reino Unido, el porcentaje de personas con problemas de obesidad ya supone el 23% y en algunas ciudades chinas supera el 20%.
Aunque la presencia de enfermedades crónicas es más elevada en los países industrializados, estima que la convergencia de las economías globales y el éxito del estilo de vida occidental en todo el mundo provocará un repunte de estas afecciones en los países con economías emergentes.

En el informe se calcula que el total de años perdidos de trabajo sólo por enfermedades cardiovasculares en Brasil, Suráfrica, Rusia, India y China aumentará un 64% en 2030, pasando de 20,6 millones a 33,7 millones de años.