Inicio Noticias Comenzó la operación de la nena nacida con ocho extremidades, a quien...

Comenzó la operación de la nena nacida con ocho extremidades, a quien veneran como una diosa

9
0

INDIA-. ( AGENCIALAVOZ ) Un equipo de 36 cirujanos inició hoy en un hospital del sur de la India la operación de una niña de dos años, Lakshmi, que nació con cuatro brazos y cuatro piernas.
Después de que muchos médicos se negaran a operarla diciendo que era muy arriesgado, un cirujano del Hospital Sparsh, en la ciudad sureña india de Bangalore, se prestó a llevar a cabo la operación.

«Primero tenemos que separar la gemela parásita de la niña. Igualmente importante será la reconstrucción de toda la estructura pélvica. Hay entre 20 y 30 por ciento de posibilidad de perder a la niña», explicó el cirujano Sharan Shivraj Patil.
Lakshmi tiene dos cuerpos fusionados por la espina dorsal y comparten la circulación. Uno de ellos funciona bien y posee casi por completo todos los órganos, según lo publicado en el sitio El Ciudadano net . La pequeña es venerada por los habitantes del pueblo de Awestruck ya que nació el día en que se celebra a la diosa de la abundancia quien también posee dos pares de brazos. “Creo que es la reencarnación, nacida en el día propicio”, destacó Poonam, la madre de la niña que debe vivir con ocho extremidades. “Es un milagro, un regalo especial de Dios”.La madre es consciente de que la vida de la niña corre peligro y de que no operarla significaría su muerte. “Es mi hija y no puede continuar viviendo así”, destacó Poonam.“Jamás vi o escuché sobre un caso así”, destacó ayer Sharan Patil, el cirujano destinado a realizar la intervención. “Los dos cuerpos están fusionados a la altura de la pelvis y nuestro desafío es el de remover el gemelo parásito y separar los sistemas internos que están unidos”, explicó el especialista.
La operación, que costará unas de 250 mil rupias (6.400 dólares) será gratis para Lakshmi y le permitirá a la niña comenzar a caminar. El mayor peligro es que colapse el sistema nervioso. Un mínimo error podría paralizar para siempre a la pequeña.