Inicio Noticias Sida: el 25% de los afectados tiene más de 50 años

Sida: el 25% de los afectados tiene más de 50 años

10
0

GINEBRA-. ( AGENCIALAVOZ ) Un informe médico presentado en la undécima Conferencia Europea de la enfermedad reveló que la mayoría de las personas que viven con VIH son hombres
El estudio fue expuesto por el especialista Bernard Hirschel, del Departamento de Enfermedades Infecciosas del hospital universitario de Ginebra y sostiene de acuerdo a lo indicado por el diario El Mundo, que en cerca de dos décadas el porcentaje de pacientes mayores con sida pasó del 5 al 25% y la mayoría sonhombres.Hirschel indicó que en esa población «hay que tener en cuenta otros factores que no se valoran tanto como cuando el diagnóstico se hace a una edad más joven, como son la incidencia de algunos tipos de cáncer, el incremento del riesgo cardiovascular o la influencia que el virus puede tener en el deterioro del cerebro». El especialista opinó que el principal problema para tratar a esas personas es que «por el momento contamos con muy pocos datos sobre el manejo del VIH en mayores», ya que hasta la introducción del tratamiento antirretroviral de alta eficacia a mediados de los 1990, los individuos infectados no tenían mucha supervivencia.Agregó, que «tampoco hay mensajes específicos para este grupo de población y los esfuerzos de prevención se suelen centrar en personas más jóvenes».La infección por VIH unida a la edad avanzada aumenta el riesgo de infarto de miocardio y de enfermedades cardiovasculares como trastornos de hipertensión y diabetes.En cuanto a la relación entre el cáncer y el VIH, Hirschel señaló que entre los pacientes seropositivos que superan los 50 años «se ha visto una mayor incidencia de los tumores de pulmón, próstata, ano, hígado y Hodgkin».La última estadística que se conocía a nivel mundial de pacientes con Sida de más de 50 años indicaba que ascendía al 5% y fue realizada en 1988.Durante la exposición en la conferencia europea de Sida se dieron a conocer dos testimonios de hombres mayores con sida, uno de los cuales se enteró a los 70 años y el otro a los 81 cuando ingresaron al hospital con cuadros de fiebre alta y tuberculosis.