Inicio Noticias Sexo, tema familiar

Sexo, tema familiar

15
0

( AGENCIALAVOZ ) Sorprende la facilidad con que algunos padres olvidan su propia infancia y consideran a sus hijos criaturas cándidas e ingenuas y desprendidas de sensaciones y reacciones relacionadas con el sexo. Piensan que la buena educación no incluye este tema, a tal punto que lo destierran de las conversaciones familiares.


Hay que aceptar que hablar de sexo no es pecado y que hoy es raro encontrar un muchacho de escuela que no haya visto en la televisión, en la red o en la calle, escenas que a sus papás les hubieran producido vergüenza y culpa.
El sexo no es una fábula, así que hablar de cigüeñas, de que a los bebés los ensamblan en París y otras sandeces para sacarle el cuerpo a la educación sexual en el hogar, solo reencarna una crianza mojigata.
Los niños, valga recordarlo, no son tontos y tienen derecho a la verdad clara y precisa. Los papás deben empezar por traducirles todo ese argot familiar con el que bautizan las partes del cuerpo y sus funciones. El ‘pirulí’ y la ‘cosita’ deben dar paso a las palabras que se emplean en anatomía para facilitar procesos de aprendizaje.
Cuidadito, eso sí, con reducirlo todo a una mera instrucción de biología sobre la función del aparato reproductor y a la «creación de un nuevo ser». Esto tiene sentido solo si se logra que ellos intuyan la naturaleza del sexo como parte de su intimidad y un componente del amor